Hace un par de semanas tuve la oportunidad de estar en una increíble eco-aldea (SiebenLinden) en un curso de “Train the Trainer” de Dragon Dreaming. Con ese nombre, es normal preguntarse, ¿qué es? Pero fue justamente el nombre lo que me llamó la atención cuando me acerqué por primera vez a ver más de cerca que era esto del dragón. El Dragon Dreaming es un método holístico basado en la teoría de sistemas, ecología profunda y métodos tradicionales de gestión de proyectos, dando a comunidades, empresas y personas unas herramientas que les permiten desarrollar proyectos con máxima creatividad. ¿Pero cómo logra el Dragon Dreaming ésta realidad? ¿Cómo se maximiza nuestro potencial creativo y sinérgico como nunca antes? El Dragon Dreaming promueve, tanto el crecimiento personal de cada individuo, como el desarrollo de comunidades igualitarias y de apoyo, y la responsabilidad activa hacia el medio ambiente a través de cuatro pasos:

Soñar
Cada proyecto comienza con el sueño de una persona. Muchas veces este sueño resulta de una realización de algo Nuevo o diferente que hemos percibido. Este sueño normalmente se comparte con otras personas para lograr hacerlo realidad. El Dragon Dreamining propone que en esta etapa el sueño del individuo debe morir para ver renacer un nuevo sueño grupal, o de equipo.

Planificar
Esta siguiente etapa es en la que se consideran alternativas, no solo desde la perspectiva del equipo que está realizando el sueño, sino también de aquellas personas que resisten o no creen en el proyecto. El Dragon Dreaming identifica a estas personas como las más importantes ya que sus resistencias deberían convertirse en una sabia fuente de conocimiento para nuestro proyecto. En este fase también creamos una estrategia que incluye un presupuesto y una agenda. El Dragon Dreaming considera que es necesario prototipar la estrategia y experimentar con ella par air aprendiendo de la forma más rápida posible. Manteniendo círculos de retroalimentación cortos nos permiten llegar a la excelencia de forma más rápida.

Acción
Llega la hora de la implementación. El proyecto sale a la luz y se comienza a gestionar. Se adapta la planificación, los tiempos, los costes. Pero la pregunta más importante es, estamos realizando nuestro sueño original o nos hemos dejado levar ciegamente por el proyecto a otra dirección que no es compatible con lo que queríamos? Vamos monitoreando nuestro progreso.

Celebración
Ésta es la fase que nunca se menciona en la gestión de proyectos tradicional. Pero es la más importante de todas, nos ayuda a crear equipo, a construir comunidades, a mantener el sueño y la motivación viva. Nos ayuda a mantener el estrés al margen, a aprender de lo que vamos hacienda, a adquirir nuevas zonas de confort, a tener una nueva conciencia sobre lo que estamos haciendo! Nos ayuda a mantener el sueño vivo!

La integración de todas las etapas se unen en el diseño del proyecto en un Karra Birrdt, diseño de proyecto extraído de los aborígenes australianos desde hace más de 5,000 años! El proceso se tiene que vivir…lo que sí es cierto es que el Dragon Dreaming es una herramienta que puede cambiar la forma como diriges proyectos, e incluso tu vida.

¿Quiéres saber más? Este Viernes 16 de Noviembre puedes apuntarte a una conferencia gratuita e informativa impartida por Ángel Hernández que está con nosotros desde Berlín. Tendrá lugar de 17:00 a 20:00 en el Aureas Social Calle Sardenya 263, Barcelona.

Share →

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *